Tintin El Cangrejo de las Pinzas de Oro | comprar Tintin El Cangrejo de las Pinzas de Oro online

 

Tintin El Cangrejo de las Pinzas de Oro

Siguiendo la pista de una misteriosa lata de cangrejo, Tintín acaba prisionero en un barco de una banda de traficantes de opio. Allí encuentra al malvado Allan y por primera vez al capitán Haddock, entonces un patético esclavo de su adicción al alcohol, vicio que le acarrea innumerables problemas a él y a Tintín que intenta ayudarle. La rehabilitación del capitán vendrá tras su forzada desintoxicación en su travesía del desierto.
El 10 de mayo las tropas alemanas entran en Bélgica, interrumpiendo la publicación de Tintín en el país del oro negro. El desastre se cierne sobre todo el país. Hergé, con su hija y su cuñada, marchó a París el 15 de Mayo y de ahí marcharon a casa de unos amigos en la región de Aubergne, a la espera de los acontecimientos.El 30 de junio volvieron a Bruselas y allí se encontró Hergé que Le Vingtième Siecle había muerto, y con el había desaparecido también Le Petit Vingtième.

12,90 IVA incluido

Hay existencias

Compra este producto ahora y gana 39 Puntos!
SKU 9788426110466 Categorias ,
  • Envío Gratis > 60€
  • Envío 24-48h
  • Gana puntos por comprar
  • + 20 años en el sector
  • Tenemos tiendas físicas
  • Paypal
  • Pago Seguro
  • Datos encriptados

Descripción

Tintin El Cangrejo de las Pinzas de Oro

Siguiendo la pista de una misteriosa lata de cangrejo, Tintín acaba prisionero en un barco de una banda de traficantes de opio. Allí encuentra al malvado Allan y por primera vez al capitán Haddock, entonces un patético esclavo de su adicción al alcohol, vicio que le acarrea innumerables problemas a él y a Tintín que intenta ayudarle. La rehabilitación del capitán vendrá tras su forzada desintoxicación en su travesía del desierto.
El 10 de mayo las tropas alemanas entran en Bélgica, interrumpiendo la publicación de Tintín en el país del oro negro. El desastre se cierne sobre todo el país. Hergé, con su hija y su cuñada, marchó a París el 15 de Mayo y de ahí marcharon a casa de unos amigos en la región de Aubergne, a la espera de los acontecimientos.El 30 de junio volvieron a Bruselas y allí se encontró Hergé que Le Vingtième Siecle había muerto, y con el había desaparecido también Le Petit Vingtième.

×